Mapa Web Contactar

Inicio
English (United Kingdom)Español (spanish formal Internacional)
 
Charla con Ruth Mestre y Pilar Fernández, responsables de la Clínica Jurídica de la Universidad de Valencia PDF Imprimir E-mail

Charla con Ruth Mestre y Pilar Fernández, responsables de la Clínica Jurídica de la Universidad de Valencia

Otra forma de entender el derecho

Ruth Mestre- ¿Cómo ha sido la organización de un congreso de estas características?

Ruth: Creo que ha sido un proceso muy largo, muy bonito y, en la última etapa, muy intenso. Y ahora veo el final, después de meses de trabajo, y el resultado es espectacular. Todo está saliendo muy bien: los voluntarios están funcionando perfectamente, no hemos tenido ningún problema grande, la gente está contentísima, se lo están pasando genial, están aprendiendo mucho, están encantados con la organización... Yo voy un poco loca porque soy delegada y, a la vez, miembro del comité organizador, y entre las sesiones que tengo que hacer y las sesiones que tengo que controlar …  

- Como que no puedes estar al cien por cien en cada cosa…

Ruth: Exacto, siempre tienes un pie en el otro sitio. Es un ritmo un poco loco a veces, pero creo que todo está saliendo súper bien y  la gente lo dice, que en términos de organización es impresionante, y el trabajo que ha hecho Pepe (José García Añón) con el equipo,  la capacidad que tiene de dirigirlo y coordinarlo y que todo vaya bien y empezar cuando tenía que empezar…Me sorprendió mucho, ya me sorprendía mientras estábamos trabajando, pero ahora cuando ves el resultado… Estoy súper orgullosa de él y de toda la gente que ha trabajado en esto porque es que es muy bonito verlo ahora, ver que la gente está muy agradecida y que todo el trabajo que has estado haciendo, todos los jaleos y todos los dolores de cabeza, al final, se van a quedar en un acto magnífico.

Pilar Fernández- ¿Es la primera vez que participas en un evento de esta magnitud?

Ruth: Como organizadora, sí. Normalmente son más pequeñitos. Aquí también hay que tener en cuenta que la organización está dividida entre el comité local y  el resto… Pepe ha llevado todo el peso, bueno la parte local y toda la coordinación con los otros, que ha sido muy difícil. Ha sido lo más complicado.

- En cuanto a contenido del congreso, ¿qué es lo que te ha aportado o qué es lo que has aportado tú?

Ruth: Aportar, creo que aporto, únicamente, el poder contar la experiencia de la clínica de Valencia. En la clínica, considero que hemos madurado mucho en muy poco tiempo. Mi sensación es que ya  podemos aportar ideas, estrategias y contribuir con  algo  más que "¡Quiero aprender!". Cuando fuimos el año pasado a Northumbria era "queremos aprender,  no sabemos lo que estamos haciendo" y, en realidad, sí que estábamos haciendo un montón de cosas. Hemos tomado conciencia de que las estábamos haciendo y de que algunas las estábamos haciendo bien y otras no, pero no pasa nada. Insisto en que creo que hemos madurado mucho y mi sensación en este congreso es que podemos participar con mayor igualdad, con mayor tranquilidad porque ya no somos las "aprendices eternas". Además, también porque nos damos cuenta que todo el mundo aquí es "aprendiz eterno".  Entonces no pasa nada, ¿no?

De todo se aprende…

Ruth: Sí,  pero además el público es muy agradecido y todo lo que les cuentes les viene bien. Todo son ideas y es como muy positivo.  No van a juzgarte. El criterio de contenido y académico, como congreso de derecho, es totalmente distinto. Todo el proceso es totalmente diferente.

Pilar: A mí lo que me impresiona (supongo que será forma de ser de Estados Unidos principalmente porque ha sido la que ha llevado las clínicas por ahí fuera) es la sensación de participar en este congreso: aportar tus ideas, aportar lo que haces y siempre recibir opiniones constructivas. Todo lo que te aportan ellos te sirve para algo y  te sirve para mejorar tu trabajo. Es su forma de trabajar, muy distinta a la nuestra en la que te sientes constantemente evaluado por el resto de profesores y en la que, además, si haces algo que no cuadra van a machacar, o sea, no te aportan para que mejores.

Ruth: No, es crítica destructiva sin más.

Pilar: Y aquí disfrutas por eso, principalmente, y porque ves que todos están aprendiendo y tratando de envolverte en el proceso.

Pregunta: Y a ti, Pilar, que te han aportado a ti o qué has recibido hasta ahora en este Congreso?

Pilar: El taller de ayer fue increíble, el taller sobre "Street Law"…Practicamos metodologías que normalmente no hacemos o no utilizamos. Y luego solamente el hecho de trabajar con gente de otros países, en otro idioma, donde bueno, pues ves cómo lo hacen ellos, cómo podrías llegar a hacerlo…

Ruth: -Como razonan…

Pilar: - Exacto y cuáles son las ideas…Es constante aprendizaje.

Pregunta: En una sesión de hoy vi  por ejemplo que hacían un aprendizaje a través del "Banana Dance"  y se pusieron a bailar todos los delegados.

Pilar: Ah, ¿sí? Nosotros en  Street Law trabajamos con una pelota que sonaba, cada vez que te la pasaban, y acabamos cantando con el grupo. La Clínica era con Bruce Lasky y Wendy Morris, que trabajan en Vietnam y que utilizan ese tipo de metodologías para llevar el derecho a la calle.

Ruth: Sí, y también es muy receptivo.

Pilar: En la sesión que estuve ayer hicimos una línea de igualdad, un círculo de protección… ¡Súper bonito! La línea de igualdad es una metodología que ellos usan con las comunidades rurales tratando de enseñarles el beneficio que reporta a los niños educarse, en lugar de enviarlos como sirvientes a trabajar a otras casas. A partir de esa línea de igualdad, dónde dos personas simulan estar en el mismo nivel, se van realizando una serie de preguntas sobre los años pasados, tratando de que respondan sobre lo que han sido sus vidas. Cada vez que alguno de los participantes contesta que no, va dando un paso hacia atrás. Entonces, te das cuenta de que quienes han recibido una educación, un cuidado de sus padres y no han tenido que trabajar para mantener a sus familias, etc.. tienen mayores oportunidades. Porque la línea de igualdad lo que determina es eso, que a partir de aquí tenemos las mismas facultades, para trabajar, para formarnos, para ser personas. Si tú vas contestando que no, vas retrocediendo y eso demuestra que las oportunidades no son las mismas…

Ruth: -¡Qué bonito!

Pilar: - Muy bonito, porque estábamos hablando de eso, del trafiking y demás…

Pregunta: ¿Vosotras podéis aplicar esto en vuestras clases en el futuro?

Pilar: Yo, de hecho, en el street law vi un montón de cosas que podíamos aplicar, no en la clínica, sino ¡en clase!

Ruth: Yo no sé hasta que punto lo que hicimos era street law, sino simplemente metodología… A veces no somos conscientes de que lo que aprendemos con un método o con otro. Lo que estuvo muy bien es hacer el esfuerzo de decir "con esto hemos aprendido todas estas cosas", y no ver sólo la substancia, sino todo el proceso de aprendizaje corporativo; a partir de tu experiencia construir algo con los demás. Eso fue muy bonito, porque tomas consciencia de hasta qué punto el método puede dar forma a la substancia y de que sí que es importante el método que utilizas.

Pilar: -Si, yo creo que es fundamental, y que este congreso va de eso, en parte.

Pregunta: ¿Cómo lo definiríais vosotras este  congreso en cuanto a su aportación a la sociedad?

Pilar: Yo creo que es una reflexión sobre cómo llevar el derecho allí donde no es su espacio natural. Es su espacio natural porque todos nos movemos dentro de su marco, pero normalmente lo desconocemos. Entonces lo que estamos haciendo es aprender para ver cómo formar a nuestros estudiantes, para que luego intenten hacer una sociedad más justa.

Pregunta: ¿Se podría decir entonces que es otra forma de entender el derecho?

Pilar: -Sí, totalmente.

Ruh: -El congreso lo que hace es decir "nuestra manera de entender el derecho tiene que ver…" y se refleja en cómo lo enseñamos. Y el tipo de jurista que tú creas depende, no solamente de la metodología que tú tengas, sino también del objetivo que tengas en esa educación

Pilar: -… y de los valores que quieras transmitir.

Ruth: -La vertiente de la justicia social que se explota en la clínica así lo ve. Entonces con esta gente estás modificando, no sólo el aprendizaje del derecho, sino el derecho en sí y la manera en que los juristas van a enfrentarse a los problemas sociales y a los problemas de justicia social. Y desde ahí creo que es muy bonito porque te hace pensar en qué tipo de docente has sido tú.  Y en cómo puedes mejorar.
Pregunta:-Yo no quiero ponerlo en tela de juicio, porque todo esto me parece fantástico; pero, ¿no parece un tanto idealista o retórico a veces? La mayoría de los que hacen derecho se suelen regir por otras reglas. El mercado privado, por ejemplo.

Ruth: -Bueno, esta tarde, sin ir más lejos, hay una mesa redonda con despachos de abogados que realizan un trabajo pro Bono; y los Colegios de Abogados tienen secciones de responsabilidad social. Es decir, toda esa teoría está calando en el mundo de la abogacía. Y nosotros lo que tratamos es de enseñárselo a nuestros estudiantes para que sigan ese camino.
Eso aquí. En este congreso hay gente de la India, por ejemplo, que está trabajando en la calle y que trata de llevar el derecho a la calle para mejorar la situación de las personas. Es decir, quizá nuestra labor aquí sea puramente educativa, hacia nuestros estudiantes. Pero en otros espacios, en muchos países, la labor es maravillosa.

Pilar: -Y el impacto bestial. Yo creo, de todos modos, que es verdad lo que dices tú; que es cierto que la mayoría de los estudiantes de derecho, nuestros colegas de la facultad no lo ven así…

Pregunta: De hecho ha salido un blog….

(http://www.lapaginadefinitiva.com/aboix/?p=368#more-368)

Pilar: -Lo he visto y me han dado ganas de llorar. Bueno, esa es la actitud; pero yo creo que, de todas formas, es importante para nuestros estudiantes que vean que hay otras formas de entender el derecho, que hay otras formas de utilizarlo; y que es responsabilidad suya utilizarlo de una manera o de otra. Considero que nuestra responsabilidad es decirles que existen otras posibilidades, que la mayoritaria no es la única posible, y que pueden elegir. Luego ellos decidirán. Pero nosotros tenemos la responsabilidad de hacerles atractiva esta forma de entender el derecho, de intentar darles argumentos para que vean… porque ¡ésta es la buena! (Risas). Porque esta es la cultura jurídica que construye y que ayuda a modificar.